13 octubre, 2005

Perros y Gatos asesinados en China

Según informa PETA:

Una investigación de 18 meses ha sacado a la luz uno de los más sucios secretos de la industria peletera: la cruel y brutal matanza de gatos y perros para el mercado de la piel.

La investigación, fruto del esfuerzo conjunto de la "Humane Society" de E.E.U.U. y Manfred Karreman, un periodista alemán, se ha centrado en China, país que se cree que es la mayor fuente de pieles de perro y gato.

Los investigadores hicieron el seguimiento del sangriento rastro desde su origen. Presenciaron, de primera mano, la matanza de perros y gatos traídos de criaderos, perros extraviados y otros obviamente eran perros robados. Asistieron a salas de subasta europeas de pieles donde había compradores de muchas ciudades, incluyendo los E.E.U.U. En el camino se toparon con asesinos, vendedores, agentes de negocios y compradores de 13 países. Y ¿dónde acaba el rastro de muerte? En la venta de pieles a lo largo y ancho del mundo.Los perros en China sufren un terror y un dolor indecibles antes de ser asesinados. Tras haber sido embutidos en sacos para transportarlos, dejados a la fría intemperie sin comida o bebida, son cruelmente asesinados. Ni los más jóvenes cachorros se libran. Al desollarlos, sus pieles suelen ser arrancadas en vivo; si esto sucede, son conscientes del dolor hasta el momento antes de morir. Después su carne es servida en restaurantes y sus pieles vendidas por todo el mundo.

Comercio de cuero y pieles

Los investigadores fueron de incógnito en busca de un reportaje sobre las horribles condiciones en los mataderos de gatos y perros. Descubrieron que este tipo de actividades no son parte específica del negocio de las pieles, ya que en primer lugar los animales son asesinados para obtener cuero (aunque los cuerpos de los perros asesinados en Tailandia también se usan para convertirlos en carne, comida para animales, afrodisíacos y manteca). Los investigadores visitaron las compañías estatales de subproductos animales en Beijing y las provincias de Hebei, Heilongjiang y Henan para descubrir información detallada sobre la manufactura y comercio de las pieles de perro y gato. China, además, tiene un próspero negocio en torno a la carne de perro; la de gato parece ser que sólo se come en Canton. Descubrieron que perros y gatos eran criados en granjas (la mayoría al norte de China), donde el clima es más frío, lo que favorece la fineza y calidad de los abrigos de piel o pelo. Las granjas de perros suelen tener unos 300 animales y unos 70 las de gatos. Aun así, en la mayoría de las ocasiones, los perros y gatos asesinados no provienen de criadero y bien pueden ser animales robados o perdidos; por otro lado, algunas familias chinas pueden tener unos cuantos gatos, un perro o dos y durante el invierno, cuando empieza la época de la matanza, esa familia también matara a los animales para llevar sus pellejos al mercado. Muchos pueblos tienen mercados al aire libre que sirven de puntos de encuentro donde se venden los pellejos de perros y gatos que son asesinados en la localidad correspondiente.

Perros

Los investigadores visitaron una granja y encontraron perros vivos en una habitación, que no tenía sistema de calefacción y donde los perros se veían sometidos al más severo frío. Los perros estaban rodeados de los cuerpos sin vida de otros perros que colgaban de ganchos. Algunos perros estaban destinados a ser vendidos y comidos en Harbin y su piel a ser vendida en el comercio de las pieles. Los perros eran "empaquetados" en sacos y transportados en un vehículo hasta el matadero durante varias horas de trayecto. En Harbin, lo investigadores pudieron ver perros mantenidos en la más absoluta oscuridad y expuestos al intenso frío de Febrero y sin agua o comida. Los perros estaban sujetos por finos alambres. A los investigadores les fue dicho que el carnicero mata de 10 a 12 perros al día y que su mujer a menudo transporta a los perros desde los criaderos del Norte. Un gran número de perros no acaba su trayecto en China, ya que algunos restaurantes (la mayoría coreanos) quieren "carne fresca" y muchos de los perros son llevados a estos otros destinos. Los investigadores fueron a un restaurante para comprobarlo y allí pudieron ver como, un perro era sacado de un saco; al salir del saco, el perro meneaba su rabo, como muestra de su confianza. El menear terminó cuando el carnicero ató al perro un alambre de metal, con lo que el animal apenas podía moverse. El perro, presa del pánico intentaba zafarse, pero el carnicero levantó su pata trasera izquierda y le apuñaló en la ingle. La sangre comenzó a derramarse mientras el perro gemía de dolor e intentó forcejear algo más. Con cada movimiento el alambre iba cortando el cuello del perro. Tras unos instantes y estando el perro todavía vivo, el carnicero comenzó a quitarle la piel al perro. Según uno de los reporteros, pudo ver como el perro, ya sin piel, todavía pestañeaba.

Gatos

En un próspero mercado de pieles, a 300 millas del norte de Jinan, en la provincia de Jibei, están las granjas de gatos. Los gatos pueden ser asesinados por ahorcamiento o bien son colgados de un cable mientras se vierte agua por sus gargantas mediante una manguera, hasta que se ahogan. Entonces se raja el estómago del gato, la piel se abre y se estira sobre la cabeza del gato. Los que se encargan de llevar a cabo este procedimiento dicen que los gatos suelen estar todavía vivos mientras la piel les es arrancada. Lo único que importa a estas personas es que la piel del gato salga, en lo posible, de una sola pieza.

Con las pieles de perro y de gato se confeccionan 'peluches' que se venden en las tiendas 'todo a 100' de TODO EL MUNDO.

A continuación pueden ver un video de cómo son tratados perros y gatos en China (abstenerse personas sensibles)

1 comentario:

aenima dijo...

aenima dijo...
Bueno,teniendo en cuenta que yo reconozco mi,digamos,"racismo reconocido" por la ocupación de las mafias chinas y por lo que hacen,esto ,tema que ya conocía,añade más puntos a este hecho.
Y,como siempre,los huevos de algunas personas,poruqe nosotros luchamos,vamos,hacemos,gritamos,reivindicamos,nos asustamos,nos animamos,escribimos,....por los Derechos de los Animales y su libertad,pero es loq ue yo siempre digo: si cuando recojo o atiendo a un perro o gato sea el caso que sea de maltrato,me siento muy mal- a la vez muy bien por salvarle- o grito hasta romper mis cuerdas vocales en concentraciones antitaurinas por ej,creo que no podría "fabricarme" la sangre fría suficiente y necesaria para presenciar estas cosas.Como siempre,doy un 20 sobre 10 a los valientes de verdad.:-).

http://agora.ya.com/animalforum